La solidaridad y el derecho a la salud no entienden de fronteras - Farma-ceutics
1687
post-template-default,single,single-post,postid-1687,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

La solidaridad y el derecho a la salud no entienden de fronteras

farmamundi-oferta-de-empleo-cooperacion-mali-1024x768

La solidaridad y el derecho a la salud no entienden de fronteras

En unos momentos de graves vulneraciones de los derechos de las personas, tanto lejos como cerca de nuestros hogares, para Farmamundi es más importante que nunca, mantener y poner en marcha nuevas intervenciones de apoyo a las personas y comunidades vulnerables, para convertir el derecho a la salud una realidad.

En Mali, Farmamundi junto con la ONG Association Malienne pour la Promotion du Sahel ha iniciado un proyecto de mejora de las condiciones de acceso a la salud, de más de 49.000 personas (el 90% mujeres y niños) en una zona rural de la región de Kayes.Mali, con uno de los Índice de Desarrollo Humano (IDH) más bajos del mundo (176 de 187 países, según el informe de 2014) se encuentra en estado de emergencia desde que, el pasado mes de noviembre se produjera el ataque terrorista al hotel Radisson Blu de Bamako, donde murieron 20 personas.

El país tiene tasas muy elevadas de mortalidad y morbilidad, sobretodo maternal e infantil, a las que se añaden grandes desigualdades internas en  el acceso a la atención sanitaria de calidad.
Más al Norte del continente africano, en los campos de refugiados del Sahara, más de 14.000 familias aún a día de hoy intentan recuperar una cierta normalidad después de las lluvias torrenciales que el  pasado octubre inundaron la zona. Decenas de escuelas, dispensarios de medicamentos, hospitales y ayuntamientos, fueron destruidos por la fuerza del agua, agravando la difícil situación sanitaria que atraviesa la población que, durante los últimos años, ha sufrido un progresivo deterioro de los niveles de nutrición, higiene y atención médica.

Farmamundi no quiere dejar en el olvido las más de 60.000 personas que aún sufren las consecuencias de la catástrofe, pese a haber recibido alimentos y, artículos de primera necesidad durante los meses posteriores a las inundaciones.

Estos son sólo dos ejemplos, de cómo desde Farmamundi y desde el sector sanitario y farmacéutico podemos, en la medida de nuestras posibilidades, poner nuestros conocimientos y experiencia profesional al servicio de la solidaridad y de la defensa del derecho a la salud en el mundo.
Es nuestra voluntad continuar esta tarea durante el año que acaba de empezar.

Farmamundi Web

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis i mostrar publicitat relacionada amb les seves preferències mitjançant l'anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra política de galetes ACEPTAR

Aviso de cookies